Hace muchos años, cuando aún no tenía acceso a esta información y no la había aplicado en mi vida, solía decir “si tan solo mis ingresos fueran en función de mi trabajo, ¡¡¡yo ya sería millonaria!!!” ¿Cuántos de ustedes, querido lector, querida lectora, andan por esta misma frecuencia, que trabajan, trabajan, trabajan, y el dinero no les rinde? Cuántos de nosotros hemos dicho más de una vez en nuestra vida: “¡¡¡EL DINERO NO ME ALCANZA!!!”

 

no tengo dineroQuiero decirte que la falta de dinero no es un problema en sí… debes saber que esta falta de dinero es un SINTOMA de algo mucho más profundo que se gesta en tu mente y desde tus pensamientos y creencias.

 

Hemos recibido cierta información con respecto al dinero  que nos ha marcado desde nuestra infancia y nos hace tener barreras o apertura para recibir la abundancia financiera. Esta información ha venido de las 5 personas más importantes en nuestra vida (dos de ellos, generalmente son papá y mamá), programándonos de tres formas: 1) verbal (qué escuché del dinero cuando era niñ@), 2) modelar (hábitos y tendencias, qué hacía la gente respecto al dinero) y 3) eventos significativos (hechos con relación al dinero que marcaron mi existencia). Si tú, lector, en este momento te sientas a identificar estas 5 personas y estas programaciones (verbal, modelar y de evento), te vas a sorprender desde dónde viene tu barrera emocional con relación al dinero.

 

La mente no diferencia de negativos contra positivos, si te digo “no pienses en un elefante rosa”, vas a pensar EN UN ELEFANTE ROSA!!! Entonces, revisa tus pensamientos con relación al dinero, si te la pasas pensando “no tengo dinero, no tengo dinero, no tengo dinero”, ¡adivina que sucede! ¡Exacto! ¡¡¡Nunca tienes dinero!!! O si dices “no me alcanza el dinero”, sucederá que NO TE ALCANZA… por lo que te invito a que reflexiones en los pensamientos con los que inundas tu mente y empieces a cambiarlos para que ese flujo de bienestar y abundancia encuentre paso franco hacia tu vida!

 

Comparto contigo cuatro sencillos pasos para empezar a optimizar tu presupuesto:

  1. Identifica los gastos que puedes DISMINUIR y disminúyelos (ejemplo: si te tomas 3 cafés de starbucks al día, disminuye a solo 1)
  2. Identifica los gastos que puedes SUSTITUIR y sustitúyelos (ejemplo: puedes cambiar de compañía de celular, que te ofrezca un plan parecido pero con mejores costos)
  3. Identifica los gastos que puedes COMPARTIR y compártelos (ejemplo: en vez de que tu hermano y tu tengan cada quien una membresía de un club, pueden sacar una familiar y dividirse el costo)
  4. Identifica los gastos que puedes ELIMINAR y elimínalos (ejemplo: yo eliminé el gasto de la televisión por cable desde hace mas de 14 años, porque no la veo)

 

Si tu te identificaste con lo que leiste aquí, y quieres desbloquear la llegada del dinero a tu vida, ¡contactame! ¡Podemos trabajarlo juntos! Da CLICK AQUI y te ayudo a lograr esa abundancia que mereces!