Constantemente te he estado dando la sugerencia de delegar, incluso en mi post COMO DELEGAR EN 5 PASOS (si no lo leíste, puedes dar CLICK AQUÍ y leerlo), te doy estrategias para hacerlo de la mejor manera. Pero en esta ocasión te quiero compartir qué es lo que sucede contigo, con tus colaboradores, y con tu empresa, si eliges no delegar. Acompáñame a descubrir los TRES ERRORES QUE COMETES AL NO DELEGAR

ERROR No. 1 (que tiene que ver contigo como persona):

jefeTienes mucho menos tiempo para hacer todo lo que te corresponde. Como jefe eres una persona absolutamente ocupada y necesitas tener tiempo para gestionar todo lo que un verdadero jefe tendría que hacer, tomar decisiones, representatividad de tu compañía al exterior, generar relaciones fuertes con los diferentes públicos que a tu empresa interesan, etc., sin mencionar el justo equilibrio que necesitas tener contigo mismo y con tu familia. Sin embargo, cuando eliges no delegar, además de hacer todo lo que a ti como jefe te corresponde, también estás malabareando con todo lo que tus colaboradores podrían hacer por ti y que finalmente no hacen porque tu no se los permites. Veo a jefes que están vueltos locos haciendo reportes y generando oficios mientras sus colaboradores se están haciendo “el ombligo más grande” simplemente porque su jefe no los deja colaborar. Date la oportunidad de soltar, verás que tendrás más tiempo para ti y que podrás enfocarte en lo que realmente importa dentro de tu propia gestión personal y profesional.

 

ERROR No. 2 (que tiene que ver con tus colaboradores):

perdiendo tiempoTus empleados trabajan a medio gas. Se acostumbrarán a que todo lo haces tu. Te toman la medida. Puedo decirte incluso que se hacen mañosos. Para algunos de ellos puede estar padre, cobran sin hacer prácticamente nada, sin embargo, y esto pasa por lo regular con la gente más valiosa, ellos pueden generar sentido de frustración porque no se sienten aprovechados al máximo, saben que tienen más potencial pero que tu no les permites sacarlo, así que pueden empezar a buscar otros horizontes. Tus colaboradores necesitan sentirse importantes y valiosos para la compañía y para ti, y muchas veces el no confiar en ellos, hace que tu no les delegues alguna responsabilidad. Pero, ¿cómo puedes saber que son capaces? ¡Exacto! Poniéndolos a prueba. Si ellos se sienten tomados en cuenta, sienten que lo que les delegas es de una gran responsabilidad, su grado de compromiso con la organización (y contigo) se incrementará considerablemente.

 

ERROR No. 3 (que tiene que ver con tu organización):

Image converted using ifftoany

¿Realmente quieres crecer en tu negocio, y dar el brinco hacia un siguiente nivel? Necesitas aprender a dejar que otros hagan cosas por ti. Si ahorita, en el nivel que estás, ya no te das abasto con todo lo que tienes que hacer, ahora imagínate si eliges buscar un mercado mayor. Para que te den mas, tienes que demostrar que sabes manejar lo que tienes en la actualidad. Tu organización crece en función de lo que eres capaz de manejar, y si no sabes cómo delegar, entonces no podrás manejar el crecimiento de tu compañía, y se quedará estancada. ¿Quieres crecer? ¡Delega!

 

A través de mis procesos de coaching, he tenido la oportunidad de ayudar a empresarios de diferentes giros y diferentes tamaños a que aprendan a hacer esto que te comparto en este post del día de hoy. Con mi sistema han aprendido a delegar, a generar responsabilidad y compromiso en su equipo de trabajo, a tener una mejor comunicación, un mejor clima laboral y a disminuir su rotación de personal, han aprendido a tener un equilibrio personal y laboral lo que redunda en una mejor calidad de vida y una mayor satisfacción con su trabajo, su familia y con ellos mismos. ¿Quieres tener todo esto tu también? ¡¡¡Trabajemos juntos!!! Creeme, lo que vas a invertir en tiempo y dinero será mínimo en comparación a lo que obtendrás como ganancia, tanto económica como de tranquilidad. Da CLICK AQUÍ