Originalmente publicado el 23 de abril, 2012 en coachingparatriunfar.wordpress.com

camino del guerrero

El Camino del Guerrero es sin duda mi película favorita, cada línea me deja una nueva enseñanza… pero creo que la más significativa para mí fue aquella en que Socrates le dice a Dann: “Aprende a sacar de tu cabeza todo lo que no necesites. Saca la basura. La basura es lo que te mantiene alejado de lo único que importa. Este momento. Aquí. Ahora. Y cuando estás en el aquí y en el ahora te sorprenderás de lo que puedes hacer y lo bien que puedes hacerlo”.

Dann decide concentrar su pensamiento en el aquí y el ahora durante un ejercicio en el caballo con arzones y hace un ejercicio soberbio, espectacular… ¡casi perfecto! Y luego viene esa otra escena en la que están viendo a todos desde el techo del gimnasio, y que pueden escuchar los pensamientos de cada uno de ellos, uno acá pensando: “debo hacerlo bien, si no lo hago bien mi padre pensará que soy un idiota”, otro allá piensa “soy un asco, soy una basura, no puedo ganarle a Dann”, más acá otro pensamiento “nadie me pela, no soy importante, no se preocupan por mi”… y sucede que todos esos pensamientos son justamente a lo que Socrates le llamaba “basura”… y yo me pregunto (y te pregunto) en este momento: ¿cuántos pensamientos “basura” están en tu mente todos los días?, ¿cuántas veces te dices cosas negativas, que no puedes, que no la haces, que no sirves?

Recuerdo a mi querida maestra en la certificación de coaching, Norma Alonso, cuando nos decía: “imagina que vas a un buffet y empiezas a elegir los alimentos que quieres comerte, y eliges éste que está podrido, y éste que está chupado, éste que ya está mordido, éste que está quemado, éste que tiene moho… ¿eso eliges en un buffet? ¡Claro que no! Entonces, si no eliges esos malos alimentos para comer, ¿porqué eliges malos pensamientos para tu mente?”

En alguna ocasión escribía sobre el tema de la decisión y la responsabilidad, y esto también aplica en esta ocasión: YO SOY LIBRE DE ELEGIR LO QUE QUIERO PARA MI MENTE, yo puedo elegir si pienso positivo o si pienso negativo. Ojo, que no me refiero a unirnos a los optimistas y querer tapar el sol de la realidad nacional con un dedo, no. Yo me refiero a mis pensamientos respecto a mí misma: si yo pienso que soy tonta, voy a perder la confianza en mí y entonces cuando las cosas me salgan mal voy a decirme: “lo dicho, soy una tonta”. ¿Cuántas veces llegamos a una situación de prueba, llámesele como se le llame (una entrevista de trabajo, un examen en la escuela, una reunión con un cliente importante…) y llegamos pensando “no la voy a hacer”, “no voy a pasar”, “no va a querer”, “no voy a poder plantear lo que quiero”, y diciéndonos miles de cosas negativas sobre nosotros mismos? ¿Y cuál es el resultado? Sin embargo, si antes de esa situación, te quitas la presión, y te decides disfrutar el momento, hacer solamente lo que sabes hacer sin esperar un resultado determinado, dar lo mejor de ti, en ese momento estás sacando la basura, porque no esperas nada del futuro. Estás conectado en tu hoy. Y tus resultados son mucho mejores. Porque no piensas en “qué pasará”, simplemente eres. Estás aquí. Es ahora. Eres este momento.

Elige bien los pensamientos que quieres para tu mente en este buffet de pensamientos, ¿qué te gustaría que los demás dijeran de ti?, ¿qué quieres escuchar que tus padres te digan?, ¿tus maestros?, ¿tus amigos?, ¿tus jefes?, ¿tu pareja? Y ¿qué es lo que te dices tú? ¿se parece un poco a lo que quieres que digan los demás de ti?, y si tu no eres capaz de decir eso de ti mismo, ¿cómo esperas que los otros sí lo digan? Regálate el mejor pensamiento el día de hoy, regálate el mejor pensamiento mañana… y verás que obtienes resultados diferentes. Simplemente SACA LA BASURA. Y después te invito a que compartas con este espacio tus experiencias.

 

Hay ocasiones en que ni siquiera nosotros mismos nos damos cuenta de la calidad de nuestros pensamientos, ya estamos tan acostumbrados, es un hábito tan arraigado, que ya no lo identificamos como algo dañino. ¡Es en este momento que un coach puede entrar a escena a salvar el día! De manera totalmente objetiva y completamente fuera de ti, te va a ayudar a darte cuenta de cuáles son tus pensamientos  por ende, la calidad de tus resultados. ¿Quieres trabajar en esta modificacion? Da CLIC AQUI y ¡juntos hagamos magia!