Una de mis misiones es, sin duda, poder contribuir a los gerentes y líderes, sobre todo a quienes recientemente fueron ascendidos por buenos, pero que los mandaron a la guerra sin el fusil de las herramientas que requieren para liderar correctamente a un equipo de trabajo, a que justamente tengan estos hacks que les permitan ser mejores en la gestión de equipos.

 

Hay una frase que circula constantemente en redes sociales y que dice “las personas no renuncian a un empleo, las personas renuncian a los malos jefes”. Pero yo soy una convencida que ningún jefe (o bueno, salvo los psicópatas) se levanta por las mañanas pensando “¿cómo le haré para joderle la vida a mis colaboradores el día de hoy?”.

 

En alguna sesión que tuve con una empresa para colaborar con la formación de sus mandos medios en estos temas de habilidades gerenciales y de liderazgo, el gerente de capital humano, con quien ya había tenido la oportunidad de trabajar en otra empresa, se refirió a mí como alguien que sabe desarrollar en sus coachees de manera equilibrada tanto la parte humana como la parte profesional, y justamente este artículo, si bien está escrito para gerentes y líderes, se enfoca en una parte humana preponderante para ejercer el liderazgo. Y esta parte es: LA CONFIANZA. Pero una confianza de la que rara vez se habla: la confianza en sí mismo. Un líder que no confía en sí mismo se convierte en un tirano.

 

El auténtico liderazgo comienza cuando estás solo. Y liderazgo tiene que ver con tu autoestima. La primera persona que tiene que convencerse que es un líder eres tú mismo. Y es que la imagen del líder permea a todo el equipo. Por esto es tan preponderante que un líder, sobre todo uno recientemente ascendido, trabaje en su autoconcepto, en su autoestima, en su diálogo interior. Ocupa creérsela. Y es tan retador, a veces, creérsela…

 

Daniel Goleman, en su libro Inteligencia Emocional, habla de la confianza en sí mismo como una parte fundamental del autoconocimiento, el primer paso para desarrollar la aptitud personal. De acuerdo con Goleman, una persona dotada con la aptitud de la confianza en sí misma se muestra segura, su presencia se nota, su fuerza se siente cuando llega. Una persona segura de sí misma es capaz de tener y externar su punto de vista, sin temor a ser mal visto o rechazado. Recuerdo la película de Invictus en donde Morgan Freeman interpreta magistralmente a Nelson Mandela, y hay una escena en la que los recientemente emancipados pobladores de color quieren deshacer el equipo de rugby y cambiarle en nombre y todo por una venganza contra los blancos. Y Mandela, pese a que el recinto estaba lleno de personas de color, se opuso dando sus razones. Un líder, sin duda, seguro de sí mismo.

 

¿Qué necesitas trabajar para desarrollar la confianza en ti mismo?, ¿cuáles son los diálogos que tienes que modificar?, ¿cuáles son los contratos, paradigmas y puntos de vista que tienes que romper? Hemos visto, hasta el cansancio, que el estilo de liderazgo autocrático (jefes jodones gritones gruñones mandones, como yo les digo) que funcionó en la antigüedad, ya no tiene vigencia hoy en día. No se lidera desde el autocratismo, se infunde miedo y eso nos garantiza ciertos resultados, pero, ¿a qué precio? En la actualidad, por el contrario, se ocupa un estilo de liderazgo más humano, más empático, con mayor inteligencia emocional. Y, volviendo a citar a Goleman, la inteligencia emocional comienza desde la perspectiva interior, antes de poderlo poner en práctica con las personas alrededor nuestro.

 

Hay una empresa que implementa sesiones de charla del gerente con cada uno de sus subordinados, y buscan que sean espacios donde se permee y se privilegie la comunicación asertiva y el crecimiento. Pero de nada sirve si hay jefes que son tan inseguros de sí que prefieren no tener estas charlas, renunciando a las infinitas posibilidades que de ellas se podrían desprender.

 

Que este sea el año de la autoconfianza, que este sea el año de invertir en tu activo más importante: TU MISMO, que este año sea el año de tu transformación. Me va a encantar acompañarte en este proceso. Da click aquí para agendar una sesión conmigo y ver si soy la persona indicada para ayudarte.

 

Adriana Alanis es coach, formadora y entrenadora de gerentes recién ascendidos y mandos medios a quienes guía a través de mentorías y capacitación en habilidades de autoliderazgo, gestión de equipos y manejo del tiempo. Autora del libro DE JEFE A LIDER COACH, best seller digital en Amazon, y creadora de la Agenda del Líder Disruptivo. Profesora universitaria con más de 20 años de servicio y vicepresidenta COPARMEX Hidalgo, embajadora de Fundación Cryndi, Premio Nacional a la Mujer 2020 y Galardón Forjadores de México 2021