La semana pasada me sucedió algo que me impactó. Platicaba con una gran coach a quien le estaba pidiendo apoyo para una estrategia de mercadotecnia que quiero implementar, y me dejó algunas tareas y cuando llegamos al moment of truth, le pregunto “ok, y de todo esto, ¿cuánto me vas a cobrar?” y me dijo “Adri, yo no te voy a cobrar con dinero, yo quiero que me ayudes a entrar a esos círculos empresariales en los que ya te mueves tú”.

Sus palabras me impactaron porque me hicieron darme cuenta todo el camino que yo ya he andado. Todo el trecho recorrido y que, por ser ya parte de mi vida, casi no percibo.

Y me impactó el hecho que ese mismo día, por la mañana, había sido el desayuno de Coparmex Hidalgo, que fue coordinado por la comisión de red de negocios de la cual soy la presidenta, y dentro de mi discurso de bienvenida y agradecimiento citaba a Brian Tracy, quien, en su libro METAS, dice “Cuantas más personas conozcas y te conozcan de forma positiva, más éxito tendrás en cualquier cosa que intentes. Una única persona, en el momento y lugar oportunos, puede abrirte una puerta que te cambie la vida y te ahorre años de arduo trabajo.”

Tengo una amiga que se la vive en reuniones, desayunos, encuentros empresariales, etc., en alguna ocasión (nomás por joder) le escribí “¡ya ponte a trabajar!” a lo que me contestó: “¡estoy trabajando! ¡Mi trabajo es construir relaciones!”. Y fue ahí donde entendí el verdadero alcance de tener una amplia red de contactos y buenas relaciones.

Esta amiga, es una mujer tremendamente valorada y estimada por propios y extraños. Si bien es cierto que su trabajo es construir relaciones, no solo se queda ahí. Sus relaciones las utiliza para CONECTAR. Ella se constituye a sí misma como un CONECTOR entre sus diversos círculos y ayuda a sus amigos y conocidos a entablar relaciones a su vez que les permita, A ELLOS, cerrar negocios. Ella es esa persona que, como dice Brian Tracy, ayuda a abrir una puerta y con ello a ahorrar años de arduo trabajo.

Y, como les decía en el discurso del desayuno, a esas personas que se constituyen como conectores, les encanta servir porque al servir, también reciben, o como dicen en BNI, “Ganar Dando”.

Recuerdo una vez que impartí la conferencia LÍDER DE TU VIDA en una universidad aquí en Pachuca, en la que les hablé, entre otras cosas, justamente de este tema de su capital relacional. Y hubo una pregunta que me encantó porque me vi reflejada en ella. Esta chica me preguntó “pero ¿cómo puedo construir relaciones si soy tímida?”. Le dije “intégrate a agrupaciones, a cámaras, a espacios donde haya más personas que compartan tus intereses, al final, tienen algo en común, y será un espacio seguro para que empieces a construir relaciones”. Y me vi brutalmente reflejada porque recuerdo que cuando me integré a Coparmex, pasé muchos años sin ir a los desayunos porque los empresarios me imponían, por eso decidí integrarme a la comisión de red de negocios, porque ahí se hacían dinámicas para conocernos. No me acercaba yo asi, “en frío”, simplemente estábamos participando en la actividad y la conexión se hacía con mayor seguridad y sin tanto temor.

El camino ha sido largo, sin embargo, me puedo dar cuenta que lo que he sembrado, está rindiendo sus frutos. El sábado pasado tuvimos una actividad con scouts de toda la provincia Hidalgo, y nos visitó un representante de la oficina scout nacional, quien requería hospedaje, desgraciadamente no había podido encontrar disponibilidad ya que había un congreso y todas las habitaciones de la ciudad estaban ocupadas. Cuando me pidieron ayuda a mí, mandé un par de mensajes por whatsapp y en menos de 30 minutos, la dueña de uno de los hoteles me volvió a escribir y me dijo “Adri, se acaba de liberar una habitacion, ¿la quieres?” El representante de la OSN se sintió muy agradecido porque se pudo quedar más tiempo y tuvo una habitación en un hotel super lindo y en el lugar más icónico de la ciudad.

Tu labor, empresario, empresaria, es CONSTRUIR RELACIONES. Desayuna con tus clientes y proveedores, afíliate a cámaras y participa activamente. Y que, pasado mañana, tus relaciones sirvan para facilitarle la vida a otras personas, así te volverás memorable y los demás, siempre, siempre, estarán dispuestos a ayudarte, a recomendarte y a hacer negocios contigo.

Pero, si mientras leías pensabas “Adriana, no tengo tiempo para irme a desayunar con mis clientes, porque estoy atrapado en la operación de mi empresa”, entonces algo estás haciendo mal. Agenda una sesión totalmente gratuita aquí y ¡charlemos! Me va a encantar ayudarte a convertirte en Líder de tu productividad y a liberar tiempo para enfocarte en las actividades que más valor te aportan a ti y a tu organización.

Adriana Alanis es coach, formadora y entrenadora de empresarios a quienes guía a través de mentorías y capacitación en habilidades de autoliderazgo, gestión de equipos y manejo del tiempo. Autora del libro DE JEFE A LIDER COACH, best seller digital en Amazon, y creadora de la Agenda del Líder Disruptivo. Profesora universitaria con más de 20 años de servicio y vicepresidenta COPARMEX Hidalgo, Premio Nacional a la Mujer 2020 y Galardón Forjadores de México 2021.