APRENDE A PRIORIZAR

prioridadesEn muchos de mis artículos te he hablado de la importancia de aprender a administrar tu tiempo y aprender a gestionar tu productividad (de hecho ya voy a cambiarle el nombre a este blog y ahora va a ser BLOG DEL PRODUCTIVO, jajaja), pero no he escrito ningún artículo que hable sobre cómo priorizar, algo de lo que muchos, muuuuchos de mis coacheés se quejan: no saber cómo elegir entre lo más importante.

 

Te conté en otro de mis artículos que el 20% de tu esfuerzo te genera el 80% de tus resultados (si quieres volver a leerlo, DA CLICK AQUÍ), por lo que es crucial que aprendas a elegir esas actividades que te aportan mucho más valor, y me vas a decir “si Adriana, exacto… pero ¿cómo se hace eso?” y te cuento: el secreto radica en LAS CONSECUENCIAS. ¿Las consecuencias? Sip. Asi como lo lees. Si el dejar de hacer una actividad te representa una gran consecuencia negativa, ¡OJO! Esa actividad es ULTRA IMPORTANTE, en el otro extremo: si dejar de hacer una actividad no te representa ningún tipo de consecuencia negativa, entonces esa actividad es absolutamente nada importante. Por lo tanto, la próxima vez que tengas duda sobre qué hacer primero o a qué darle prioridad pregúntate: “¿qué consecuencias negativas tendría de dejar de hacer esta actividad?”, mientras más consecuencias negativas tengas, mayor valor tiene esa actividad para ti, no solamente en tu vida profesional, sino también familiar o incluso en tu área física.

 

Pero bueno, sucede que tienes una lista de 45 actividades (asi como mis alumnos, que cuando trabajamos esta herramienta hicieron una listísima de cosas por hacer), y tienes que priorizarlas. Vas a usar el método ABCDE, ¿cómo funciona? ¡¡¡Muy sencillo!!! Te acuerdas de la ranita con la que nos enseñaron la recta numérica en la primaria? Bueno, pues vas a usar un sistema similar para este método. Imagina una recta numérica con los valores de 0, 25, 50, 75 y 100%. Donde el 100% representa absolutamente importante y el 0% representa para nada importante. Y entonces tenemos que el 100% es A, 75% es B, 50% es C, 25% es D y 0% es E, A es absolutamente importante y E es para nada importante. Vas a tomar tu lista de 45 actividades y vas a calificarlas de la A a la E (recuerda hacerte tu pregunta para priorizar). ¿Cuáles harás primero? Las A, obviamente, después las B; si hay que recalendarizar, puedes hacerlo con las C, las D se pueden delegar y las E incluso eliminar. Después de hacer este ejercicio, a mis alumnos les quedaron listas de entre 7 y 10 cosas, y te puedo asegurar que tu también verás cómo se acorta tu lista y dejas de sentirte muy abrumado.

 

Para esta estrategia hay varios secretos:

  • No puedes tener todas tus actividades como A, la verdad es que no todas son absolutamente importantes, así que si quieres que este método te funcione, tienes que ser brutalmente honesto contigo mismo.
  • Una cosa es que sean IMPORTANTES y otra muy diferentes es que sean URGENTES, si te vas con la finta de la urgencia, entonces te atraparás en un círculo vicioso. Prioriza ABCDE independientemente de la urgencia.
  • Para verdaderamente ser muy efectivo, tienes que aprender a delegar… recuerda que solamente tienes 24 horas al día, de las cuales solamente entre 8 y 10 las dedicas a laborar, es humanamente imposible que lo hagas todo tu. Delega. (para mayor información, lee mi artículo COMO DELEGAR EN 5 PASOS)

 

A través de esta, y otras técnicas que manejo, he ayudado a gerentes, jefes y líderes a recuperar su equilibrio personal y laboral, a ser mucho más efectivos con el mismo tiempo y a generar mejores resultados con menos estrés, más salud y felicidad, recuperando incluso a sus familias! ¿Quieres esto para ti? Da click AQUI

Leave A Response

* Denotes Required Field