Estamos a punto de concluir el año, y para cerrarlo con broche de oro, te quiero compartir que, antes de establecer tus metas 2023 y poder saber a dónde quieres llegar, es FUNDAMENTAL saber desde dónde estás partiendo.

Del año que termina, ¿qué fue lo que aprendiste?, ¿qué hiciste excelente?, ¿qué dejaste de hacer?

El año agonizante nos enseña y nos permite tomar decisiones para seguir haciendo lo que funcionó y dejar de hacer lo que no funcionó. Es muy importante que te tomes un tiempo para hacer un inventario de este año que está concluyendo y, con esta información, planear tu año 2023 con bases y sustentos sólidos. Escuché a alguien decir que NUESTROS RESULTADOS VAN A DEPENDER DE LO QUE HICIMOS EL AÑO ANTERIOR. Muchas personas creen que el año nuevo es mágico, es así como que el 1 de enero van a amanecer siendo alguien diferente, y que esto les va a permitir lograr resultados diferentes. Dolorosamente, esto es utópico, romántico e impráctico. Y seguir en este pensamiento nos va a mantener estancados en los resultados a medio gas que hemos podido lograr hasta ahora.

He leído en muchas ocasiones que tus resultados de hoy son el fruto de lo que hiciste hace 5 años, y que los resultados que tendrás en 5 años serán el fruto de lo que estés haciendo el día de hoy. Pero es muy complicado que te lances a conseguir una meta sin antes haber establecido un punto de partida. O si no me crees, fíjate: cuando vas al nutriólogo, lo primero que hace es pesarte, checar tu nivel de grasa corporal y todo lo conducente para entonces sí, armarte un plan que te ayude a lograr tus metas de la mejor manera.

¿Cómo saber? Yo siempre les digo a mis coachees y a mis mentees que deben ser brutalmente honestos consigo mismos si es que realmente quieren resultados distintos. En la Agenda del Líder Disruptivo de este año 2023, les incluyo una guía que les permiten hacer este análisis de logros y metas cumplidas. Aquí te comparto algunas de esas preguntas: ¿Cuáles metas sí se cumplieron?, ¿qué hiciste bien para que sí se cumplieran?, ¿qué pudiste haber hecho mejor?, ¿qué metas no se cumplieron?, ¿qué te impidió alcanzarlas?, ¿a quiénes conociste durante el año que te impulsaron a crecer?, ¿qué tienes que hacer para mantenerte cerca de esa(s) persona(s)?

Hacer un inventario de logros te reconecta con tu poder. Te reconecta con tu capacidad de generar, de materializar. Es un gran motivador y te permite continuar en el mismo camino, o en su defecto, tomar decisiones, dar un golpe de timón y reestructurar. Hay un ejercicio que yo hago con mis coachees que se llama “El árbol de logros”, lo uso sobre todo con personas que no se sienten capaces, que se infravaloran. Y es algo muy poderoso reconectan con la grandiosidad que tienen pero que en algún momento se les olvidó. Por eso mi invitación a que hagas este inventario de logros, porque muchas veces (muchas más de las que crees) la cotidianidad nos abruma y nos desconecta de nuestro ser, de nuestra “muchosidad” como decía el sombrerero loco.

Mi deseo para ti es que recuerdes lo mágico que eres, lo poderoso que eres y que esta conexión siga a lo largo del año 2023. Si ocupas ayuda, ¡agenda una sesión totalmente gratis conmigo! Simplemente da click aqui

Adriana Alanis es coach, formadora, entrenadora y mentora de líderes.
Autora del libro DE JEFE A LIDER COACH y creadora del podcast
REINGENIERÍA DE LÍDERES. Profesora universitaria con más de 20 años de
servicio y vicepresidenta COPARMEX Hidalgo, Premio Nacional a la Mujer
2020 y Galardón Forjadores de México 2021.